"Sabes… Tengo miedo, algunas veces al igual que tú he sentido que él es la única persona que amaré, “que es el amor de mi vida”, pero lo cierto es que si no estamos juntos es debido a que ambos nos hemos lastimado y hemos cometido muchos errores, él jamás me perdonará y yo jamás podré llegar a ser la persona que quiere y necesita. Algunas veces es necesario dejar ir… porque al aferrarnos solamente nos estamos haciendo daño a nosotros mismos e incluso llegamos a ser egoístas al no dejar ser feliz a la persona que amamos… Siempre me he considerado la clase de persona que lucha por lo que quiere, por lo que ama… por lo que vale la pena y sin duda… él vale la pena y vale la vida, pero desafortunadamente como dice mi querido Cortázar: “el amor es como un puente y un puente no se sostiene de un solo lado.”, de nada sirve nuestra lucha si la otra persona sólo es un espectador. Ya he luchado mucho por su amor, no me doy por vencida, simplemente comprendí que no se puede luchar contra el destino. Estaremos bien… Te comprendo, sé lo que sientes. Somos fuertes y volveremos a amar, porque lo merecemos."

Rosa Cortez

"Yo quería estar contigo y ver todo tu mundo caer…"

Rosa Cortez

"Nos aferramos a lo que no sirve, a lo que duele, a lo imposible. Nos aferramos a lo difícil, a lo fugaz, a lo pasajero… Nos aferramos a pensar en alguien que no nos quiere, que no nos piensa, no que no nos extraña. Nos aferramos a quien nos olvida, quien nos reemplaza, quien nos engaña."

Rosa Cortez

"Después de todo lo que había pasado… Lo busqué. Y le dije: “Siempre estaré para ti cuando me necesites”. Después de un momento pensé: No me necesita, si me necesitara, me hubiese buscado. No me fui porque no conseguí “lo que quería”… Me fui porque yo insistía en hacerlo parte de mi vida y él en su vida ya no me quería. No soy una perra, lo quise, lo quiero y tal vez siempre lo querré. Pero ya comprendí que nuestra pequeña historia que duró dos años esta vez término para siempre. No estoy enojada, ambos nos equivocamos y eso está bien… Es el precio de ser humanos. Él no era el otro lado de mi hilo rojo, no era mi karma, ni tampoco mi alma gemela, pero todo lo vivido me dejó una lección y el siempre será especial e importante en mi vida… Una historia que con cariño conservaré en el corazón. Ya sé que no vendrás, pero ten por seguro que esta vez no te esperaré. Adiós, hasta nunca."

Lola.
+ Load More Posts